Emisión 11: El campamento, expectante

Supervivientes, solo quedan dos días para que finalice el plazo que el consejo le dio a Diana. El campamento está expectante.

Los trabajos en la muralla continúan, pero aún no hemos echado mano a los sectores más peligrosos. Los trabajos en los sectores 1 y 2 están muy avanzados. No ha habido sobresaltos. No ha habido ataques. Todas las manos disponibles se han concentrado en la construcción de la muralla en estos sectores. Se han utilizado las fachadas de las casas del perímetro como tapias para ahorrar en materiales de construcción. Hemos raseado las paredes para que no haya ni un solo punto que sirva de apoyo a una criatura. Es imposible que trepen. Es imposible que rompan el perímetro en estos sectores. Las ventanas están tapiadas. La muralla es infranqueable en los sectores 1 y 2. Bueno, lo será en cuanto la terminemos. Pero ya casi está.

Como os contaba hace unos días, el sector 5 lo hemos dejado de lado de momento. La montaña ejerce de defensa natural y nunca hemos recibido por ese flanco ataques de las criaturas. Sin embargo, los sectores 3 y 4 nos tienen preocupados. Todos confiamos en Diana. Todos menos Aitor. Aitor parece convencido de que no logrará ofrecer al consejo ningún plan eficaz para la defensa de esos sectores mientras construimos la muralla. Es maś, Aitor parece feliz por ello. Como si le alegrara el fracaso de Diana. Como si se regodeara en un fracaso individual que no supone más que un fracaso colectivo. Porque el hipotético fracaso de Diana nos hace vulnerables. Y nosotros queremos estar a salvo. Por eso también, todos —excepto Aitor— tenemos una fe ciega en el plan de Diana. Ese plan infalible que nos devolverá la paz. Ese plan perfecto que evitará bajas y nos permitirá construir la muralla tranquilamente. Pero hasta el miércoles… hasta el miércoles estaremos expectantes.

Diana parece tenerlo todo controlado. Diana es fría, calculadora y precisa. Si el consejo le ha concedido de plazo hasta el miércoles, seguramente agotará su plazo. Y el miércoles, en la reunión ordinaria del consejo, propondrá un plan minuciosamente calculado. ¿Quién sabe cómo será? Pero todos estamos expectantes. Nerviosos.

Sobre todo nerviosos. Nerviosos porque el frío se atenúa. Estos últimos días la nieve ha comenzado a desaparecer de los caminos. El sol ha retornado. Un sol de invierno, débil y enfermo, pero brillante. La temperatura ha ascendido. Sería una noticia magnífica si no fuera porque el frío helador de los últimos días nos había traído un periodo de calma que hacía mucho tiempo que no disfrutábamos.

Pero nervios también porque el último escuadrón de limpieza que partió del campamento aún no ha retornado. Normalmente los equipos de limpieza parten por la mañana, con las primeras luces del día, y vuelven a media tarde, antes de que anochezca. Nuestros compañeros salieron el viernes. Desde entonces, ninguna noticia.

Diana los envió por la carretera de Bilbao para que inspeccionaran el terreno y se aseguraran de que estaba bien limpio de criaturas. Yo los vi partir.

—No dejéis a ningún bicho vivo. Revisad bien la carretera y los aledaños.— les ordenó.

Nadie ignora que el objetivo de este equipo de limpieza era valorar hasta qué punto podían comenzar los trabajos de forma segura en el sector 4. Por eso, Aitor ha comenzado a malmeter a la gente contra Diana.

—Si no consigue ni proteger a sus equipos de limpieza, ¿cómo será capaz de elaborar un plan para proteger al campamento?—se preguntaba Aitor ayer mientras apurábamos dos copas de pacharán.

No entiendo muy bien a Aitor. Parece un buen tipo, pero a veces… No lo sé. ¿Quién sabe? Seguramente son tonterías. Celos, sin más.

En cualquier caso, solo quedan dos días. El consejo se reúne el miércoles. Os informaré tan pronto como pueda. Nuestra muralla avanza. Nuestra expectación crece. Nuestro nerviosismo se desboca. ¿Estaremos seguros hasta el miércoles? ¿Dónde están nuestros compañeros?

Desde el Campamento Última Esperanza, informó Vladek, un superviviente.

Anuncios

4 comentarios sobre “Emisión 11: El campamento, expectante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s