Emisión 34: Heridas invisibles

En emisiones anteriores Los zombis rodean y atacan el campamento. Aitor, malherido, necesita de atención médica urgente. Aitziber, sobrevive al ataque, sin heridas, aparentemente, pero algo se rompe en su interior. Mientras tanto, ¿qué habrá sido de Rojo?

Supervivientes, mientras Aitor se debate entre la vida y la muerte no puedo hacer otra cosa más que esperar. Y como las esperas hace tiempo que se vaciaron de esperanza, me agarro a este micrófono como a un clavo ardiendo. Cuando todo se nubla en nuestro campamento, cuando desaparecen los viejos líderes y toman el mando otros nuevos, cuando la sangre tiñe el suelo de muerte, en esos momentos solo pienso en refugiarme en mi pequeño cuarto, sentarme a mi mesa y comenzar a hablaros. A vosotros que estáis lejos. O cerca. A vosotros que merodeáis por los caminos tratando de sobrevivir. A vosotros que quizás no me escuchéis. A vosotros. Supervivientes como yo. Supervivientes.

Hace apenas unas horas que me dirigía a vosotros para relataros cómo estaba Aitor y, sin apenas descanso, vuelvo a tomar la palabra para hablaros de Aitziber, nuestro faro defensivo, nuestra tiradora más diestra.

-¿Qué tal está?- le he preguntado a Lucas, nada más dejar la enfermería.

No ha respondido, al menos no con palabras. Ha levantado los hombros y ha mirado hacia el suelo. Sus ojos lo decían todo.

-¿Puedo hacer algo?

-De momento, no, Vladek. No te preocupes.

Ni siquiera he tratado de animarlo, ni de aconsejarle esto o aquello. ¿Para qué? Nada de lo que yo pueda decirle le será útil. Por ahora no hay nada que pueda hacer para calmar a Aitziber. La muerte se ha presentado directamente ante sus ojos y, en lugar de saludarla con una cierta dosis de educación, le ha gruñido, le ha aullado, le ha amenazado con devorarla y desgarrarla. En este mundo en que vivimos, hasta la muerte ha perdido los modales. O quizás sea la vida la que se ha dado al sarcasmo, robándole a la muerte instantes de descanso, convirtiendo los cuerpos en espantosas criaturas incapaces de dormir el sueño de los justos.

-Dale un beso de mi parte.

-Se lo daré.

Pero no sería capaz. Aitziber no se dejaría. Nadie podría acercarse a ella. Al menos hoy. Probablemente mañana tampoco, ni pasado ni al otro. Seguramente necesitara varios días para calmarse, para alejar de sí el horror de verse rodeada por decenas de criaturas, el espanto de imaginarse entre sus fauces. Devorada. Desgarrada.

Las heridas invisibles de Aitziber las arrastramos, a estas alturas, todos. Unos, más sangrantes. Otros, más cicatrizadas. Pero todos. En silencio, con angustia, con momentos críticos y otros de absoluta serenidad. Pero todos. No hay cura. No hay remedio. Solo el tiempo, solo el descanso, solo la necesidad de sobrevivir las disimulan. Pero las heridas invisibles siguen allí, dispuestas a aparecer en cualquier instante.

Supervivientes, mañana organizaré una pequeña escuadra de reconocimiento. Revisaremos los alrededores del sector 1. Mi intención es llegar al cementerio y limpiarlo de criaturas, si es que queda alguna. Y lo más importante: buscar huellas de Rojo. Es complicado, pero Rojo es fuerte y muy astuto. Ha podido sobrevivir y si lo ha logrado, andará escondido por los alrededores. Sobreviviendo, como todos nosotros.

Desde el Campamento Última Esperanza, informó Vladek, un superviviente.

En la próxima emisión… Sin noticias de Rojo: Rojo desapareció en el último ataque al campamento. Las puertas de la muralla se cerraron sin él. Ahora Vladek sale con un equipo a buscarlo, ¿pero encontrará algún indicio de que sigue vivo?

Anuncios

2 comentarios sobre “Emisión 34: Heridas invisibles

  1. Gran emisión, si señor. Que ansias por la siguiente! 🙂
    Una preguntita: Has leido Guia de supervivencia Zombi de Max Brooks? Si no lo has hecho, hazte un favor y leelo!

    Nos vemos en la proxima emisión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s